Los Dolomitas, Patrimonio de la Humanidad UNESCO

Dolomites Unesco World heritage
Dolomites Unesco World heritage
Dolomites Unesco World heritage
Dolomites Unesco World heritage

Según parece, Reinhold Messner no es el único a creer que los Dolomitas son las montañas más bellas del mundo.

Para que pueda conseguir ser incluido en la lista de los sitios Patrimonio Mundial de la UNESCO, el lugar candidato debe ser particularmente especial. Debe contar con bellezas naturales como mínimo únicas, que no hayan sufrido daños por parte del hombre y que estén protegidas por una excelente legislación ambiental. Y, de hecho, los Dolomitas han demostrado ser más que adecuados: un lugar único en todo el mundo en cuanto a su belleza, a la variedad de su territorio y al importante papel geológico y geomorfológico que desempeñan.

Los Dolomitas: una belleza simplemente desarmante

Los Dolomitas, también conocidos como las Montañas Pálidas, son de una belleza preciosa, siendo, de hecho, las montañas más bellas del mundo. La inusual paleta de colores y el contraste entre las suaves líneas pintadas por las colinas y los poderosos picos nevados que aquí se elevan hacia el cielo son famosos en todo el mundo.

Los Dolomitas: inconfundiblemente únicos

Los Dolomitas son uno de los territorios montañosos más majestuosos del mundo: su variedad única de formaciones geológicas es por si misma impresionante. Los geólogos ya se sentían atraídos por estos macizos hace mucho tiempo, y las diversas pinturas, relatos y varias representaciones visuales que se le han ido dedicando a lo largo del tiempo lo atestiguan: durante milenios, estas montañas no ha parado de ejercer un atractivo inusual sobre todos.

Los Dolomitas: un importante papel geológico y geomorfológico

Los Dolomitas desempeñan un papel importante a nivel internacional desde un punto de vista histórico, dado que es precisamente aquí donde se puede observar el fenómeno de la orogénesis. De hecho, en todo el territorio están presentes las formaciones más diversas, que son el resultado de la meteorización, la tectónica de placas y la glaciación. Este hábitat natural es, por lo tanto, de suma importancia.


Reserva
en línea